Hércules 1×12 – El desafío

Comenzamos el capítulo viendo a Xena montada a caballo y reuniéndose con dos de sus hombres. Debaten si atacar un pueblo ahora o más tarde. Eso sí, sin matar a las mujeres y a los niños, que Xena no es ninguna bárbara…

Por otro lado, Hércules come una cena “de cuatro estrellas” y está muy feliz hasta que aparece su primo Iloran (encarnado en el actor que será un tiempo después el joven Iolaus). Le cuenta que su aldea se encuentra en terrible peligro. Un grupo de desalmados saqueadores quiere atacar su pueblo, tal y como hicieron con otras seis aldeas antes. Hércules, que está muy concienciado con este tipo de problemas, echa a correr en su ayuda.

Xena y su ejército se han cansado de esperar y deciden atacar (vemos escenas muy reconocidas por la intro de la propia serie de Xena). Nuestra heroína/matona reparte palos entre los aldeanos y los mata sin ningún pudor. Lanza su chakram, que rebota en la cara de varios enemigos como si fuera de goma, y lo recoge lleno de sangre. Gran comienzo.

Cara de odio y chakram ensangrentado. ¡Esa es Xena!

Después de la “mitológica” intro de Hércules, volvemos a ver a Xena rodeada de cadáveres y con cara de asco. Sus hombres aparecen con una mujer regordeta de gustos dudosos al vestir. Cuando le quitan el velo que oculta su rostro se encuentran con una gran barba negra. Los hombres de Xena se ponen tristes, ya no tendrán diversión esta noche… El hombre se arrodilla y le ruega a Xena que no le mate. “Dame una buena razón” dice ésta. Sacándose un pañuelo de uno de sus pechos para secarse el sudor, el hombre parlotea excusas sin sentido. En una de ellas menciona a Hércules, lo que hace que los sentidos arácnidos de Xena se activen. “Acércate, hombrecillo. Me haces gracia” le dice Xena en un alarde de amabilidad. El hombre será su mascota y su bufón privado.

Hércules y su primo continúan de camino a la aldea mientras charlan del tiempo y de lo ocupado que está siempre el semidiós. Pero la sombra de Xena es larga y se encuentran con un montón de hombres muertos atados de pies y manos sobre picas de madera. Se acercan a una mujer que está llorando sobre un hombre muerto y le preguntan qué ocurrió. Ella menciona a una mujer, una “hechicera de Hades”. Hércules ata cabos y decide que es Xena, debía ser la única mujer malvada por aquel entonces…

Aquí llega una de nuestras escenas favoritas, donde vemos a Xena comiendo un muslo de pollo. Su bufón la entretiene y le compone canciones para quitarle la mala fama que tiene, le dice que su lado bueno es el derecho y que tiene que sonreír más. Xena parece divertirse, tanto que clava su cuchillo en lo que queda del pollo y se lo ofrece a su mascota.

Venga, perrito, ahora da una pirueta. ¡Vamos!

Más tarde vemos a Xena discutir con Darfus, su lugarteniente, sobre qué aldea atacar primero. Parece ser que tienen la misma discusión una y otra vez. Xena decide ir al norte a observar. Por la mirada que le echa el soldado, diríamos que no está muy de acuerdo. Por la noche, estando Xena ausente, sus hombres deciden atacar y matar a todo el mundo. Xena se va a enfadar, os lo advertimos.

El ejército de Xena ataca la aldea y rebana a cuchillo a todo el mundo. Después de la masacre, Xena aparece y discute con su lugarteniente llamándolo carnicero. Ya os habíamos dicho que lo de matar a las mujeres y a los niños no era una buena idea. En medio de la discusión se oye el llanto de un bebé. Xena va hacia él y lo coge en brazos mientras suena SU música. Qué mítico. Atención a la cara que pone la guerrera cuando sujeta al niño entre sus manos. Podía convertirse en una gorgona y Xena no cambiaría la expresión. El lugarteniente ordena a uno de sus hombres que mate al niño. Pero a Xena le ha salido el instinto maternal y no piensa dejar que lo haga.

El instinto maternal de Xena es legendario...

Vaya, volvemos a ver a Hércules (casi habíamos olvidado que era su serie). Él y su primo atrapan a un soldado de Xena y lo interrogan. No sacan nada en claro de él, sólo que su mandamás es la princesa guerrera. Pero Hércules ya lo sabía. Cuando llegan a la siguiente aldea sólo encuentran cenizas y escombros.

Xena sigue agarrada al bebé como si le fuera la vida en ello. Su bufón sigue alrededor y la llama “Poderosa Guerrera”. Poderosaguerrera, así todo junto como si fuese su nombre. Brillante. De paso también le advierte sobre Darfus y sus hombres. No parece que estén muy por la labor de seguir sus órdenes. De hecho, cuando Xena está reunida con Darfus y lo destituye de su cargo, un grupo de soldados la rodea y le propone “un desafío”.

El desafío en sí consiste en pasar en medio de dos filas de hombres y sobrevivir. Al parecer nadie lo ha conseguido. La guerrera, sin armadura, comienza a caminar muy segura pero a los tres pasos sus antiguos hombres comienzan a golpearla sin piedad. Xena lucha contra ellos pero no puede evitar caer al suelo y ser apaleada. Cuando sus hombres pensaban que habían acabado con ella, Xena se pone en pie mientras suena SU música otra vez. De verdad, ¡esa música hace que cualquier escena sea una PEDAZO de escena! Las caras de los hombres no podían mostrar más asombro, y la de Xena no podía mostrar más odio. Los soldados reconocen el valor y la fortaleza de la guerrera y deciden no atacarla de nuevo. Xena abandona su antiguo ejército, no sin antes escupirle a Darfus. Grande, Xena.

Estáis muertos, pequeños.

Hércules y su primo siguen correteando por el bosque de un lado para el otro, aunque ahora con un 50% más de flechas en el cuerpo. Vamos a ver las dotes de Hércules para sacarlas. Bah, se queda en nada. No ponen la escena. Chaaaaaascoooo. Parece que hay un Robin Hood entre los árboles y Hércules está dispuesto a cazarlo. Nah, tan sólo era un pobre hombre que lo ha perdido todo en el ataque a la aldea. Al parecer había visto a Hércules saquear los cadáveres. El héroe dice que estaban enterrándolos. ¿Eiñ?

Cambiamos de escena y vemos al bufón correteando por el bosque y, cómo no, caer en una trampa. Menos mal que estaba por allí el buenazo de Hércules y lo salva. Al parecer el bufón se llama Salmoneus (vamos a hacer que no lo sabíamos) y Hércules lo conoce porque le “echó algo más que una mano”. Doble hum.. Salmoneus le habla de una mujer hermosa y fiera con una buena delantera. Hércules reacciona rápidamente y dice “¿Hablas de Xena?”. Hmmm, parece ser que Xena no sólo cautivó a Iolaus en el anterior episodio… Hércules llama asesina a Xena y Salmoneus la defiende. Cuando está a punto de “convencerle” aparece la princesa guerrera en lo alto de una colina poniéndole un cuchillo en la garganta al Robin Hood del bosque. Xena, deberías estar más compenetrada con tu bufón si quieres cambiar tu imagen de femme fatale. Y para empeorarlo, se ha cambiado su armadura chachi por una dorada con hombreras gigante-enormes.

Hola, soy Golden Lady. Digoooo... Xena.

Xena ataca a Hércules porque, según dice, si consigue la cabeza del semidiós recuperará su ejército. A ver, querida, nos hemos perdido. ¿Cómo has llegado a esa conclusión? Xena lanza su chakram varias veces y vemos a Hércules corriendo delante de él. Una toma con mucha gracia, la verdad. Los dos se enzarzan en una pelea bastante aburrida que termina con Xena tirada en el suelo con la espada de Hércules al cuello. Éste le perdona la vida y le ofrece que se una a ellos. Xena, muy digna, le contesta que no. Xena se aleja entre las rocas y la maleza mientras Hércules proclama: “Tiene algo que resolver”. ¿¿??

Con sus grandes dotes para la exploración y la detección de huellas, Hércules consigue (¡por fin!) localizar el campamento del ex-ejército de Xena. También idea un plan con el que menguar el número de soldados a base de cabezazos y estrangulamientos. Si el ejército de Xena era tan temible, ¿por qué son tan patéticos estos tipejos?

En definitiva, Hércules y sus amigos han conseguido llegar al siguiente pueblo antes que el ejército y han evacuado a niños y ancianos. Darfus y sus hombres atacan en medio de la noche pero se encuentran con un Hércules inspirado que reparte mamporros a diestro y siniestro. Eso sí, Salmoneus y el primo también colaboran tirando vigas y rocas encima de los malos. Pero cuidado, oímos coros búlgaros y sabemos que llega nuestra heroína. Xena se une al grupo de buenos y ayuda a apalizar a sus antiguos (y patéticos) soldados. En esto llega Darfus y se enfrenta con la princesa guerrera, pero no dura ni dos telediarios. Xena le clava una espada en el ombligo y c’est fini.

Vemos a Xena lavarse las manos después de una dura batalla, Hércules se acerca a ella. Parece que ahora se cree que no es tan mala. Salmoneus trae al Robin Hood, que resulta ser el padre del bebé que salvó Xena. Salmoneus se tiene que ir para reunir al padre y al hijo, pero quiere que Xena le acompañe. El bufón se ha encariñado de su señora. Hércules suelta una bromilla sobre Salmoneus cabeza abajo y se ríe él solo. Xena pone cara de “hay que ver lo que tengo que soportar por ser buena”. Todos se van y se quedan Xena y Hércules a solas (Dios, qué horror). Suena música romántica, Xena mira a Hércules, él la mira a ella. Mencionan la palabra “juntos” y sonríen como tontos (y todos vomitamos al unísono).

¿De verdad me tengo que liar con este rubiales en el próximo episodio? ¿De verdad?

Como escena final, vemos a Darfus tirado en el suelo con la espada de Xena clavada en el pecho (¿Xena no recoge sus espadas cuando las clava?). Una figura de dedos largos y manos llenas de venas tapada con una túnica negra se le acerca y le quita la espada. Darfus se levanta con los ojos inyectados en sangre y el hombre encapuchado, que dice ser un emisario de Ares, le ordena que mate a Hércules y que se vengue de Xena. Para ello le regala un horrible perro gigante de enormes colmillos. Darfus ríe complacido. Juas, juas, juas.

Xena no dejó de comer pollo durante la producción de esta reseña.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Hércules, Reseña de episodios

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Hércules 1×12 – El desafío”


  1. Si, estúpido de m , pero el cap tulo que se escribió en mi tumba terminó como empezó, con silencio y agresión.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: