Archive for the ‘Hércules’ category

Hércules 1×12 – El desafío

30/01/2011

Comenzamos el capítulo viendo a Xena montada a caballo y reuniéndose con dos de sus hombres. Debaten si atacar un pueblo ahora o más tarde. Eso sí, sin matar a las mujeres y a los niños, que Xena no es ninguna bárbara…

Por otro lado, Hércules come una cena “de cuatro estrellas” y está muy feliz hasta que aparece su primo Iloran (encarnado en el actor que será un tiempo después el joven Iolaus). Le cuenta que su aldea se encuentra en terrible peligro. Un grupo de desalmados saqueadores quiere atacar su pueblo, tal y como hicieron con otras seis aldeas antes. Hércules, que está muy concienciado con este tipo de problemas, echa a correr en su ayuda.

Xena y su ejército se han cansado de esperar y deciden atacar (vemos escenas muy reconocidas por la intro de la propia serie de Xena). Nuestra heroína/matona reparte palos entre los aldeanos y los mata sin ningún pudor. Lanza su chakram, que rebota en la cara de varios enemigos como si fuera de goma, y lo recoge lleno de sangre. Gran comienzo.

Cara de odio y chakram ensangrentado. ¡Esa es Xena!

Después de la “mitológica” intro de Hércules, volvemos a ver a Xena rodeada de cadáveres y con cara de asco. Sus hombres aparecen con una mujer regordeta de gustos dudosos al vestir. Cuando le quitan el velo que oculta su rostro se encuentran con una gran barba negra. Los hombres de Xena se ponen tristes, ya no tendrán diversión esta noche… El hombre se arrodilla y le ruega a Xena que no le mate. “Dame una buena razón” dice ésta. Sacándose un pañuelo de uno de sus pechos para secarse el sudor, el hombre parlotea excusas sin sentido. En una de ellas menciona a Hércules, lo que hace que los sentidos arácnidos de Xena se activen. “Acércate, hombrecillo. Me haces gracia” le dice Xena en un alarde de amabilidad. El hombre será su mascota y su bufón privado.

(más…)

Anuncios

Hércules 1×09 – La princesa guerrera

25/11/2010

¿Qué mejor manera de inaugurar esta sección que con la primera vez que Xena apareció en nuestras pantallas? Cuando hablábamos de reseñar la serie, cyane y yo decidimos incluir también la trilogía de la princesa guerrera en Hércules, más que nada por lo divertido que podía ser recordar los orígenes de nuestra heroína. Y, así es, nos lo hemos pasado muy bien aunque, todo hay que decirlo, ciertas caracterizaciones y… ejem… relaciones nos chirrían un poco. Pero hay que empezar las cosas por el principio y, en este caso…

El capítulo empieza de manera cuestionable con un primer plano del torso desnudo y sudoroso de Hércules. La excusa para enseñar carne en esta ocasión es que está forjando un cuchillo gigantenorme con Iolaus, quien se emociona tanto cuando su amigo decide regalárselo que se pone a tirarlo a casas ajenas. Estos jóvenes de hoy en día no tienen respeto por nada. El caso es que de esa casa aparece una tía con la que Iolaus ha tenido una aventura pero que (¡horror!) ahora está casada. La susodicha se despide de manera descacharrante diciendo: “Debo irme, mi amor me necesita.” En serio, no nos lo hemos inventado. Bueno, esto hace que el pobre Iolaus se sienta muy mal. Teniendo en cuenta que, por lo poco que hemos visto de Hércules, está cada capítulo con una mujer distinta, no entiendo mucho su reacción. De todas maneras, la cosa es que Iolaus se siente solo y tiene tendencias suicidas.

¿Quién mencionó a la mujer perfecta?

Y cómo son las cosas que, justo cuando están hablando de la mujer perfecta, entra en escena nuestra princesa guerrera favorita, llevando un vestido rojo y gris de lo más chulo y, como complemento, un colgante y unos brazaletes ideales de la muerte. Literalmente. El caso es que unos panolis la atacan y Xena comienza a repartir hostias al son de The Warrior Princess de Joe LoDuca. Es increíble cómo eso ya consigue mejorar el capítulo enormemente. Al final resulta que los panolis están bajo las órdenes de Xena, lo cual me hace preguntarme por qué antes estaban actuando como si no la conocieran diciendo cosas como: “Ahí está. Es ella.” Supongo que tendré que atribuírselo a la Perpetua Incompetencia de su ejército. En fin, que lo que sacamos de esta escena es que Xena quiere a Hércules muerto. Nada que objetar.

(más…)